Construcción civil rechaza maniobra golpista fujimorista desde el congreso

 

La Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) rechaza la acusación constitucional sin fundamentos sólidos contra el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, admitida tan solo con votos de la bancada fujimorista del Congreso de la República, lo cual tiene aspiración de un golpe parlamentario.

 

Los trabajadores sabemos que esta acusación constitucional responde a una venganza política por la reapertura de la investigación por presunto lavado de activos a Keiko Fujimori, lideresa de Fuerza Popular (FP), y Joaquín Ramírez, ex secretario general de Fuerza Popular y principal financista de la campaña presidencial de 2016, quien es investigado por la DEA.

 

Nos parece incongruente que la principal acusación contra Pablo Sánchez se deba a una supuesta omisión al no incluir a las consorciadas de Odebrecht en las investigaciones por el caso Lava Jato, cuando el mismo Marcelo Odebrecht declaró haber financiado la campaña de 2011 de Keiko Fujimori. 

 

Los obreros de construcción civil estamos contra la corrupción y exigimos que se realicen las investigaciones necesarias en el caso Lava Jato, que incluye como mínimo a los últimos cuatro mandatarios, caiga quien caiga, pero para ello necesitamos que se respeten la institucionalidad democrática y se haga política en beneficio para el común de la sociedad y no por intereses partidarios.