Exitosa Asamblea Nacional de Delegados de la FTCCP

La III Asamblea Nacional de Delegados de la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP), en modalidad virtual, se realizó con éxito y contó con la participación de sus bases sindicales a nivel nacional, las que respaldaron al Secretariado Ejecutivo Nacional, la Comisión Negociadora y aprobaron el Convenio Colectivo por Rama de Actividad para el sector de Construcción del periodo 2020-2021.

Los delegados analizaron la problemática del sector y reafirmaron su agenda de lucha: reactivación de la construcción con protocolos efectivos de bioseguridad, bono de 1000 soles, lucha contra las mafias y seudosindicatos, así como la reforma integral del sistema de pensiones.

De los 450,000 trabajadores en el sector construcción activos antes de la pandemia poco más de 28,000 se encuentran laborando, por lo que es necesario la reactivación de la construcción, pero con protocolos de bioseguridad que incluyan pruebas moleculares y transporte implementado por las empresas, para evitar el contagio de los trabajadores en el transporte público. La falta de medidas eficaces en el reinicio de las obras ha dado como resultado el contagio del 30% de los trabajadores en actividad.

Los trabajadores respaldan la demanda de la CGTP de un bono de 1000 soles para los mayores de 18 años, demanda que diversas instituciones internacionales como la ONU impulsan en el marco de la renta básica para enfrentar la pandemia, y que se viene gestionando en diversos países del orbe.

La reactivación económica ha llamado la atención también de las mafias que se confabulan con seudosindicatos para la coacción, extorsión y sicariato, por lo que es necesario impulsar el trabajo de inteligencia policial para continuar con la captura y sanción de los delincuentes.

La agenda de lucha de la FTCCP también incluye la reforma del sistema de pensiones. Los trabajadores de construcción, al ser eventuales y laborar en un mercado con 75% de informalidad, no pueden acumular los 20 años de aportes en el sistema público, por lo que no pueden acceder a jubilación. La demanda es por una reforma del sistema que logre dotar de una pensión digna a todos los peruanos sin excepción.