Atenas, Grecia - el 15 de septiembre 2020
 
LUIS VILLANUEVA CARBAJAL
Secretario General
FTCCP-PERÚ
PRESENTE.
Estimado compañero:
 
Primero que nada, permítanos enviarle un cálido saludo proletario e internacionalista, extensivo a la gloriosa FTCCP, afiliada de nuestra gran familia sindical mundial, y a la clase obrera del Perú en su conjunto, en nombre de los 105 millones de trabajadores afiliados de la FSM a lo largo y ancho del planeta.
 
Es con gran alegría que recibimos vuestra comunicación de ayer, en que nos informan sobre la firma del Convenio Colectivo por rama de actividad en el sector construcción para el período 2020-2021, que contempla aumentos salariales y mejoras en las condiciones laborales para los trabajadores del sector construcción.
 
Es muy importante que las fuerzas clasistas, las bases de la histórica CGTP del Perú y de la FSM están en la vanguardia por la mejora de las condiciones de vida y de trabajo de nuestra clase que sufre a nivel mundial en medio de esta pandemia.
 
Cabe destacar también que vuestra victoria coincide con los actos conmemorativos del 75 aniversario de la FSM; 75 años de luchas por la dignidad de los trabajadores del mundo; una trayectoria durante la cual vuestra organización ha desempeñado un papel importante. Por su parte, la Federación Sindical Mundial se compromete a estar del lado del pueblo y la clase obrera del Perú, contra la explotación, manteniéndose firme en la lucha por un nuevo mundo con justicia social.
 
¡Viva la FTCCP del Perú!
¡Viva la solidaridad internacional!
 
El Secretariado de la Federación Sindical Mundial

La Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) rechaza la mala práctica de algunas empresas constructoras, que en forma semanal o quincenal pagan los beneficios sociales a sus trabajadores junto con sus salarios, es decir que cada fin de semana o quincena cortan el vínculo laboral sin que hayan concluido las labores o el frente de trabajo para el cual el trabajador fue contratado en la obra.
Esta mala práctica que desvirtúa el concepto o principio previsional que tiene la liquidación de beneficios sociales o CTS, deja en total desamparo a los trabajadores cuando terminan su vínculo laboral, porque son despedidos y quedan desempleados y sin ingresos hasta que encuentren un puesto de trabajo en otra obra.
La desprotección que afecta al trabajador de construcción civil cuando es liquidado y cortado su vínculo laboral cada fin de semana se constató al inicio de la emergencia sanitaria por el Covid-19, porque los trabajadores, al estar liquidados y sin vínculo laboral, no accedieron a la licencia con goce de haber, quedando en total desamparo.
Hacemos un llamado a los sindicatos, a los dirigentes sindicales y trabajadores a defender el principio previsional de la liquidación de beneficios sociales; no debemos olvidar que el trabajador que es liquidado semanal o quincenalmente no cuenta con ningún respaldo económico al ser despedido de la obra.
Demandamos a las empresas a no continuar con esta práctica que desprotege a los trabajadores y al Ministerio de Trabajo a ejercer la fiscalización y su rol tutelar en la defensa del trabajo como derecho humano.
Recalcamos que la liquidación y los beneficios sociales se deben pagar cuando se termine el vínculo laboral, y eso sucede cuando el trabajador es despedido por el término del trabajo para el que fue contratado en la obra de construcción.
Lima, 16 de setiembre de 2020
Secretariado Ejecutivo de la FTCCP

El lunes 14 de setiembre, la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP)y la Cámara Peruana de la Construcción (CAPECO) suscribieron el Acta Final de Negociación Colectiva en Construcción Civil 2020-2021, en una ceremonia que contó con la presencia del ministro de Trabajo, Javier Palacios Gallegos.

Descargue aquí el documento:

http://www.ftccp.com/index.php/biblioteca/download/5-convenios-colectivos/68-convenio-colectivo-2020-2021

El secretario general de la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP), Luis Villanueva Carbajal, y el presidente de la Cámara Peruana de la Construcción (CAPECO), Humberto Martínez Díaz, en compañía del ministro de Trabajo, Javier Palacios, suscribieron el “Acta Final de Negociación Colectiva en Construcción Civil 2020-2021”, donde se acuerda un aumento salarial para los trabajadores de Construcción Civil del país, facilidades para la capacitación y certificación de competencias laborales, entre otros beneficios, en mérito a la Negociación Colectiva por Rama de Actividad del Sector Construcción. 

1. INCREMENTO SALARIAL

Se acordó un aumento sobre el jornal básico del 2.13% para operario, 2.08% oficial y 2.21% peón, que es superior a la inflación de 1.89 % registrada entre junio 2019 y mayo 2020. El nuevo jornal básico será de S/ 71.80 para el operario, S/ 56.55 para el oficial y S/ 50.80 a partir del 01 de junio del 2020.

El aumento al jornal básico (diario) tiene incidencia directa en la Bonificación Unificada de la Construcción (BUC), Bonificación por Alta Especialización (BAE), gratificaciones por Fiestas Patrias y Navidad, descanso semanal obligatorio, liquidación, vacaciones y asignación escolar, entre otros derechos laborales. Por lo que el incremento monetario real es mayor. 

2. CAPACITACIÓN TÉCNICA Y CERTIFICACIÓN DE COMPETENCIAS LABORALES

Se acordó otorgar facilidades para la capacitación técnica y certificación de las competencias laborales de los trabajadores del sector. Asimismo, se solicita brindar las facilidades de ingreso a las obras, durante los horarios de trabajo, al personal encargado de evaluar el desempeño en campo de los obreros, con el objetivo de fiscalizar el cumplimiento óptimo de los procesos y protocolos correspondientes.

Estas certificaciones serán expedidas por CAPECO, SENCICO, CONAFOVICER y demás entidades públicas y privadas habilitadas para ello, lo que incluye a las obras inscritas al PLAME, según las disposiciones vigentes.

3. FACILIDADES SINDICALES

Se establece que, mientras se mantenga el Estado de Emergencia sanitaria y las medidas de distanciamiento social para el control de la COVID-19, los empleadores facilitarán a los dirigentes sindicales su asistencia a reuniones y actuaciones sindicales de representación, mediante la disposición de medios tecnológicos o espacios físicos especiales para la comunicación con el representante de los empleadores; así como con los trabajadores de la obra, respetándose las medidas sanitarias y en el marco normativo vigente.

4. IMPLEMENTOS DE ASEO

A partir de la firma del convenio, los empleadores se comprometen en entregar a los trabajadores un frasco de alcohol en gel de 400 ml para su uso y un envase vacío quincenalmente a partir de la firma del convenio. A su vez, reafirman el cumplimiento estricto de las medidas de distanciamiento social para evitar el contagio de la COVID-19 mientras se mantenga el Estado de Emergencia.

5. BONO DE S/ 1,000 SOLES

CAPECO y la FTCCP, acordaron que solicitarán en forma conjunta al Gobierno que entregue a todos los trabajadores de Construcción Civil declarados activos al cierre del mes de marzo en el Planilla Mensual de Pagos (PLAME), un bono de subsistencia y recuperación equivalente a S/ 1,000 soles.

El ministro de Trabajo, Javier Palacios, comentó que “Es posible los caminos de diálogo y de la solución de conflictos para ponerse de acuerdo en el desarrollo de sus instituciones y el país. Este convenio es un ejemplo para el país y otras instituciones con fines comunes, que los caminos de diálogo son útiles y posibles. Asimismo, desde nuestro ministerio y con el fin de contribuir a este tipo de acciones para el sector construcción en específico, hemos propuesto a gremios de trabajadores y empleadores comités sectoriales, que nos permita sentarnos a discutir dos puntos clave; la primera, a cómo en medio de una tragedia, como la que pasamos en esta pandemia, se puede evitar la menor pérdida de empleos, y lo segundo, cómo se logra promover los empleos en el sector de una manera más importante en plazos relativamente cortos. Para ello necesitamos trabajar todos con sentido de urgencia” y para cerrar: “Traigo el saludo del presidente Martín Vizcarra, felicitándolos por la firma del acuerdo”.

Luis Villanueva Carbajal, secretario general de la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP), indicó que “La solución de la negociación representa un incremento real de salario de los trabajadores en promedio de 2.14% frente a una inflación oficial de 1.89% para el periodo. Esto les va a permitir a los trabajadores mantener su capacidad económica, contemplando especiales condiciones de trabajo que reforzarán nuestra legítima representatividad en el gremio. En este convenio, se está promoviendo la capacitación y certificación laboral”.

“Desde el año 2004, en la Federación venimos suscribiendo convenios colectivos y negociación directa, demostrando que la aplicación homogénea de derechos y obligaciones de actividades de construcción es un buen referente de solución de conflictos en pro de la defensa y reivindicación de los derechos de los trabajadores, pero bajo un objetivo común que es la reactivación sostenida del sector de la construcción y el desarrollo de nuestro país”, expuso Villanueva.

Para Humberto Martínez, presidente del Consejo Directivo de CAPECO, la firma del acta final de negociación de Construcción Civil mejorará las condiciones para todos: “Por décimo séptimo año consecutivo, dos entidades que para muchos parecen ser antagónicas, han logrado ponerse de acuerdo en un asunto que hoy día es más relevante que nunca. Este es un acuerdo que se renueva y con él, la voluntad de trabajar en paz y con las mejores condiciones posibles para todos”.

“Aprovecho para pedirle al ministro de Trabajo que hagamos una labor conjunta con CAPECO y la FTCCP, para revisar todas aquellas normas que hoy impiden que se generen más empleos formales y de calidad en el sector construcción, uno de los más importantes y que debe ser el motor de la reactivación económica como ha sido anteriormente”, finalizó el presidente de CAPECO.

 

 

Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) exhorta a las autoridades a fiscalizar construcciones para evitar accidentes discapacitantes o mortales y explotación laboral.

 

El secretario general de la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCPP), Luis Villanueva Carbajal, afirmó que las municipalidades en todo el Perú deben fiscalizar para evitar construcciones ilegales que son verdaderas bombas de tiempo, en referencia al derrumbe en la Av. Abancay que culminó con el fallecimiento del obrero Jorge Martín Huerto Garrido.

 

“Hago un llamado al alcalde de la Municipalidad de Lima, Jorge Muñoz, a redoblar esfuerzos para fiscalizar las obras que se realizan en su jurisdicción, para evitar la explotación laboral y desamparo de las familias de construcción en caso de accidentes discapacitantes y mortales”, afirmó.

 

Villanueva Carbajal aseveró que en el sector de la construcción existe un 75% de informalidad, producto de la falta de fiscalización, por lo que existen obras que son verdaderas trampas mortales.

 

“Es lamentable que tras el dolor de la pérdida de un ser querido, la familia de Huerto Garrido quede en el desamparo legal y económico. En toda obra de construcción debe contratarse seguros para los trabajadores a fin de respaldarlos a ellos y sus familias en casos fatales”, informó.

 

Señaló que el obrero debe tener un seguro de vida Essalud ‘+Vida Seguro de Accidentes’, que por accidente mortal o invalidez permanente del titular cubre una póliza de 72 mil 456.30 soles para la familia más un pago adicional de S/ 1,150 x 12 meses por canasta familiar.

 

Asimismo, dijo, adicionalmente, la empresa contratista debe brindar el seguro contra trabajo de riesgo (SCTR) que tiene otras prestaciones como pensión de invalidez, pensión de sobrevivencia, entre otros, y en este caso, gastos de sepelio.

 

“Malos empresarios cobran de acuerdo al régimen de construcción, pero reducen seguridad y salud en el trabajo, pagan miserias a los trabajadores y desaparecen cuando hay un accidente fatal. Necesitamos fiscalización para evitar estas tragedias”, advirtió.

 

Villanueva Carbajal lamentó que el obrero Huerto Garrido haya sido explotado por 150 soles semanales cuando la categoría más baja en construcción, el peón, supera los 600 soles semanales.

 

“Existe una tabla salarial avalada por las leyes peruanas en el marco de la negociación colectiva por rama de actividad del sector construcción que establece jornal básico, bonificaciones, asignación escolar, gratificaciones, vacaciones, movilidad, entre otros derechos, y que se renueva cada año. No respetarla genera explotación laboral de trabajadores y competencia desleal para las empresas que cumplen”, denunció.

 

Luis Villanueva recordó que cada año la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) resuelve con la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco) el Pliego Nacional de Reclamos con aumentos salariales y otros beneficios laborales. Este año, el convenio colectivo 2020-2021, informó, se firmará el lunes 14 de setiembre estableciendo aumentos salariales, facilidades para capacitación y certificación por competencias laborales, entre otros derechos.


“Hago un llamado al alcalde Jorge Muñoz y a los alcaldes de todo el Perú a fiscalizar las obras de construcción de su jurisdicción para evitar la explotación laboral, los accidentes mortales y el desamparo de la familia de construcción civil en todo el Perú”, finalizó.

 

Lima, 9 de setiembre de 2020

Subcategorías