Por Mario Huamán Rivera

Secretario general de la FTCCP

 

Las denuncias sobre nuevas redes de corrupción siguen apareciendo en los medios de comunicación por encima de los intentos de ocultar a los principales responsables. En las últimas semanas han salido a la luz mayores evidencias, entre ellas dos cartas del Banco de Crédito del Perú (BCP) que implican seriamente a las empresas vinculadas al presidente Kuczynski. El actual gobierno ha quedado completamente desprestigiado y sin legitimidad; por lo tanto, crece el clamor del pueblo peruano para que se adelanten las elecciones generales, pues la crisis política se ha profundizado en una crisis moral que socaba las instituciones del Estado y del sector privado.

 

Al mismo tiempo, está claro que los demás presidentes y la excandidata Keiko Fujimori han recibido dinero de Odebrecht y de otras empresas brasileñas. Se trata de todo el sistema político y económico inmerso en múltiples redes de corrupción como la de Lava Jato o del denominado “club de la construcción” que operaba en Provías.

 

Por estas razones, la ciudadanía no debe cesar en el rechazo frontal de toda red de corrupción. Es imprescindible mantener la unidad más amplia de las fuerzas democráticas y progresistas para luchar contra la impunidad, el indulto, la corrupción y el autoritarismo que tiene su respaldo en un legajo de normas que criminalizan las protestas.

 

El fujimorismo, más allá de sus disputas entre Keiko y Kenji, sigue siendo la peor amenaza a la democracia peruana, pues ellos representan la ideología más reaccionaria y prepotente en el espectro político y a la vez operan como una mafia organizada para llegar al poder.

 

La esperanza del país descansa en la organización del pueblo, en su capacidad para defenderse y construir alternativas democráticas, honestas y solidarias. Por ejemplo, esta semana se ha conmemorado 78 años de fundación del Sindicato de Trabajadores en Construcción de Lima y Balnearios, base afiliada a la FTCCP. Dicha institución sindical a lo largo de su historia ha sido un importante baluarte en la defensa de la democracia, los derechos laborales y las libertades sindicales. Nuestro reconocimiento a todos sus integrantes.

 

Finalmente, junto con ellos, muchos miles de trabajadores y ciudadanos saldrán el próximo 30 de enero en una nueva Marcha Nacional contra el indulto y la corrupción. Para que se vayan todos los corruptos y explotadores de nuestro país.

 

Publicado en Diario UNO, enero 26, 2018

 

 

Pronunciamiento

 

El Comando Nacional Unitario de Lucha (CNUL) integrado por diversas organizaciones patrióticas, sindicales, campesinas, colectivos ciudadanos, de juventudes universitarias y barriales, así como partidos políticos de izquierda y progresistas, realizamos con éxito la Jornada Nacional de Protesta (JNP) del 11/01/18 que movilizó a miles personas en todo el país, protestando contra la corrupción, la impunidad y el indulto infame de PPK al dictador Alberto Fujimori, al mismo tiempo que manifiesta, ante la opinión pública nacional e internacional, lo siguiente:

 

1.- En Lima, más de 50 mil manifestantes marcharon desde el Campo de Marte hasta la Plaza Dos de Mayo donde se realizó un mitin multitudinario. Saludamos a todas las organizaciones participantes como la CGTP, la CUT Perú, el SUTEP, la CNA, Colectivo de Familiares de las Víctimas de La Cantuta, de las organizaciones patrióticas, nacionalistas, religiosas cristianas, de colegios profesionales, de organismos defensores de Derechos Humanos, así como partidos políticos como Juntos por el Perú, Movimiento Nuevo Perú, Frente Amplio, Perú Libre, Trabajadores del Arte y la Cultura, Juventudes, entre otros.

 

2.- Las multitudes gritaron consignas portando banderolas de rechazo a PPK y al indulto a Fujimori marcharon demostrando madurez cívica, en orden; no obstante, denunciamos la imposición en la ruta no solicitada, la exagerada cantidad de policías y sus servicios especiales motorizados que escoltaban a la marcha bajo el supuesto de garantizar cualquier provocación o desborde; sin embargo, en otro punto de la ciudad reprimieron a jóvenes que se desplazaron desde el Parque Kennedy por la avenida Arequipa.

 

3.- Denunciamos las dificultades provocadas por la policía al ingreso de los manifestantes a la Plaza Dos de Mayo, así como al Alcalde de Lima Metropolitana, responsable de apagar la luz pública de la plaza, con el propósito de restar la contundencia de la manifestación; sin embargo el mitin se realizó exitosamente en estas condiciones, participando como oradores los líderes del CNUL.

 

4.- Todos coincidieron en condenar el indulto infame otorgado por PPK al dictador Fujimori y se pronunciaron porque cumpla su condena de 25 años de carcelería, de igual manera se pronunciaron contra la corrupción, la impunidad y llamaron a debatir una nueva Constitución Política y a exigir elecciones generales. ¡Que se vaya PPK y todos los corruptos! fue el grito de la multitud a la vez que se valoró la importancia del CNUL, de la unidad convocada la misma que deber ser el germen de la unidad estratégica, de la construcción del poder alternativo frente al poder oficial.

 

5.- En el interior del país, destacaron las movilizaciones en Arequipa, Camaná, Moquegua, Chimbote, Huacho, Cusco Cajamarca, Chiclayo, Trujillo, Huancayo, Huánuco, Ayacucho, Piura, Talara, Huancavelica, Tacna, Jaén, Puerto Maldonado, Iquitos, Puno, Abancay, entre otras ciudades.

 

6.- Los peruanos residentes el extranjero se manifestaron en Madrid, Barcelona, Torino, Copenhague, Berlín, Nueva York, Buenos Aires y Sao Paolo y la JNP contó con la solidaridad internacional de la Federación Sindical Mundial (FSM) y de la Confederación Sindical de las Américas (CSA).

 

7.- Frente a la contundencia de la Jornada Nacional de Protesta denunciamos que los poderes políticos y económicos de la derecha peruana y a su gobierno les preocupa  que un pueblo digno se haya puesto a caminar con dignidad y que se cuestione al modelo neoliberal y recurren a la manipulación de la información y a las calumnias contra las organizaciones de izquierda en supuesta conspiración con diplomáticos que no son de agrado del oficialismo; por lo demás, decretan estados de emergencias en el corredor minero desde Apurímac-Cusco-Arequipa para proteger los intereses del capital minero transnacional y aplicar la criminalización de la protesta social como es el caso del dirigente aimara Walther Aduviri.

 

8.- Finalmente saludamos la marcha del Movimiento Tahuantinsuyano, de los Comuneros de Chalhuahuacho contra el estado de emergencia que les resta el ejercicio de sus libertades constitucionales. Nada nos amilana, nos corresponde fortalecer el CNUL con nuevas acciones, construir el poder popular y continuaremos en la lucha hasta que se vayan todos los corruptos, explotadores y lobistas, se juzgue en los tribunales a Keiko Fujimori, Alan García, Toledo y PPK, hasta que la patria sea limpia de traidores y asesinos.

 

En lo inmediato, llamamos a participar activamente en la Marcha Nacional de Protesta ¡Que se vayan Todos!, a realizarse el 30 de enero. En Lima, desde Campo de Marte a las 6:00 p.m. hasta la Plaza San Martín donde se realizará un gran mitin popular.

 

Lima, 19 de enero 2018

 

COMISION POLITICA DEL CNUL

 

 

La FTCCP y la CGTP Perú convocan a los trabajadores en construcción civil y población en general de todo el país a la Gran Movilización Nacional “QUE SE VAYAN TODOS”, que se realizará el 30 de enero contra la corrupción y el ilegal indulto a Alberto Fujimori.

Preconcentración en Lima: Plaza Dos de Mayo, desde las 4.30 p.m.

 

 

600 trabajadores son los perjudicados, hasta la fecha, en Puno.

 

 Obreros de construcción civil denuncian que la Empresa CyM (Constructores y Mineros) tiene 200 trabajadores sin pago en la Central Hidroeléctrica Ángel I, II y III (Puno) y otros 400 despedidos que reclaman su salarios y beneficios sociales, luego de ser despedidos. 

Advierten que la empresa despide obreros sin pagarles sus salarios y beneficios sociales, y luego contrata a otros obreros que siguen el mismo destino, para así continuar con una cadena de explotación que ya ha perjudicado a 600 trabajadores de construcción civil hasta la fecha.

 

Por ello, la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) hace un llamado al Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, la SUNAFIL, la, el Ministerio de Energía y Minas, y demás autoridades competentes, a fiscalizar a esta empresa que incumple con las leyes del Estado. 19/01/2018

 

Subcategorías