A nivel nacional las bases de la FTCCP se movilizaron para conmemorar el 1ro de Mayo Día Internacional de los Trabajadores. Trabajadores del Sindicato de Lima y Balnearios encabezados por su secretario de organización c. Alfredo Pacheco se hicieron presentes en la convocatoria de nuestra central sindical, la CGTP, y rindieron homenaje a Pedro Huilca Tecse y al Amauta José Carlos Mariátegui.

La conmemoración del “Día Internacional de los Trabajadores”, se remite a los acuerdos del Congreso de la II Internacional celebrado en París en 1889, como un justo homenaje a los Mártires de Chicago, obreros anarquistas que fueron  ejecutados en EE.UU., por haber participado en la lucha por la conquista de la jornada laboral de ocho horas,  cuyo origen se remonta a la huelga que iniciaron los trabajadores el 1 de mayo de 1886.

Hoy, después de transcurridos 127 años, continuamos conmemorando el 1º de Mayo, porque para los trabajadores del mundo, es un día de reflexión y compromiso, por consiguiente, el movimiento sindical peruano, tiene mucho que hacer para construir un Perú nuevo dentro de un mundo nuevo, de paz con justicia social para toda la humanidad, perspectiva que señaló el gran amauta José Carlos Mariátegui, a inicios del siglo XX.

Desde esta perspectiva, hemos conmemorado el 1º de Mayo, recordando a todos los que nos legaron ejemplos de lucha y combate. Por lo mismo, en nuestra memoria está el aporte del Amauta José Carlos Mariátegui de Pedro Huilca Tecse, Luis Negreiros Vega, Isidoro Gamarra Ramírez, Saúl Cantoral Huamaní, Horacio Zevallos Games, entre otros líderes del movimiento obrero y sindical.

La conmemoración del “Día Internacional de los Trabajadores”, fue precedida de una reciente y multitudinaria movilización nacional que realizamos el 3 de abril, acción inédita de los trabajadores de la construcción civil, que junto a congresistas, autoridades, la iglesia, empresarios, comerciantes, dirigentes internacionales y la sociedad civil, marchamos por las calles de todo el país, para rechazar la ola de violencia y demandar al gobierno UN PACTO NACIONAL CONTRA EL CRIMEN ORGANIZADO Y LA CORRUPCIÓN.

 

La CGTP realizó mitin frente a monumento de su fundador, José Carlos Mariátegui en la Av. 28 de Julio en Lima, a cuyo lugar llegaron cientos de delegaciones de trabajadores entre ellos los obreros de construcción civil.

La Presidenta de la confederación mariateguista, Ing. Carmela Sifuentes fustigó las duras condiciones que vienen enfrentando los sindicalistas peruanos frente a las reformas neoliberales que continúan con el gobierno del Presidente Ollanta Humala.

Entre otras demandas, exigió el respeto a la libertad sindical y a la negociación colectiva que son objeto de agresión por parte de los empresarios privados que se ufanan en torcer la ley sobre Seguridad y Salud en el Trabajo y "pymerizar" artificialmente sus empresas de mediano y gran capital para burlar las conquistas laborales; así como denunció como anti laboral y discriminatorio la "Ley Servir" que afecta a los trabajadores del sector público.

Entre aplausos de los asistentes, terminó expresando su preocupación frente a los grandes proyectos de desarrollo y brindando la solidaridad de la CGTP con los gremios en conflicto.

En su momento Julio César Bazán Figueroa, Presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT Perú) hizo un balance de las luchas y una cerrada defensa de los trabajadores autoempleados frente a la política del gobierno que los mantiene en la informalidad y sin protección social.

Entre otros oradores, participaron Nazario Arellano a nombre del Frente de Empresas Estratégicas, Mauro Chipana, de la Federación de Obreros Municipales, Leydi Mozombite del Sindicato de Trabajadoras del Hogar, Teobaldo Bravo de la FTCCP, Pedro Francke por el Frente Amplio.

Se informó sobre exitosas movilizaciones y mítines en diversas provincias del interior del país.

 

El Secretariado Ejecutivo de la FTCCP rinde homenaje a los Mártires de Chicago junto a la CGTP

El 1º de mayo, representa una fecha emblemática para los trabajadores de todo el mundo, porque se recuerda la histórica huelga del 1º de mayo de 1886 por la jornada de ocho horas, que estalló de costa a costa de los Estados Unidos.

Más de cinco mil fábricas fueron paralizadas y 340.000 obreros salieron a calles y plazas a manifestar su exigencia. En Chicago los sucesos tomaron rápidamente un sesgo violento, que culminó en la masacre de la plaza Haymarket (4 de mayo) y en el posterior juicio amañado contra los dirigentes anarquistas y socialistas de esa ciudad, cuatro de los cuales fueron ahorcados un año y medio después.

En aquella época las condiciones de vida de los trabajadores en Europa y los EE.UU. no podían ser peores: la jornada laboral llegaba hasta las 16 horas (para muchos millones de hombres y mujeres la jornada se iniciaba a las 4 de la madrugada y terminaba a las 8 de la noche); el salario era escaso y sólo permitía ir malviviendo mientras había un puesto de trabajo en la Industria. En caso de cierre de la empresa, el destino para las familias obreras era el paro o la emigración. Sus hijos trabajaban desde los 6 años, y las mujeres de noche para completar el salario familiar. La miseria, la explotación, y la represión policial eran un lugar común para la clase trabajadoras. No es extraño, por lo tanto, que los obreros intentarán terminar con esta situación.

Leer más...

Subcategorías