paquetazo laboral

  • Obreros marcharán contra paquetazo y alistan protesta contra violencia e inseguridad ciudadana

    Los trabajadores organizados se movilizarán este 12 de noviembre, convocados por la CGTP, contra los seis proyectos de ley de la presidenta del Congreso, María del Carmen Alva, que plantea, en síntesis, reducir derechos laborales a los trabajadores para generar ganancias fáciles a los empresarios. Sobre ello nos habla el secretario general de la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP), Luis Villanueva Carbajal, quien, además, informó que su sector está organizando también una movilización próxima contra la inseguridad ciudadana, la violencia, la extorsión y el sicariato.

    -¿Cómo afecta a los trabajadores los proyectos de ley presentados por la presidenta del Congreso?

    -Quieren licuar la CTS y las gratificaciones en el salario mensual, desnaturalizando la razón de ser de estos derechos, que es brindar mayor capacidad de gasto en Fiestas Patrias y Navidad y tener un ahorro para tiempos de desempleo. Se quiere aumentar el trabajo part time, pero sin mayor salario; se quiere facilitar el despido masivo como se hizo en pandemia, pero esta vez de una manera regular, y facilitar los contratos temporales para eliminar la estabilidad laboral. Y así, generar trabajadores baratos y descartables, en la misma lógica de la Ley Pulpín y la política del cholo barato. Ya en el siglo XXI los empresarios deberían erradicar la estrategia de generar ganancias metiéndole mano al bolsillo de los trabajadores. Es inhumano querer condenar a las actuales y futuras generaciones al empobrecimiento constante. Además, una reforma laboral que no toma en cuenta la opinión de los trabajadores es ilegítima. Durante décadas, los grandes empresarios, amparados en la Constitución de 1993, han cercenado los derechos laborales. Eso debe cambiar.

    -Pero ha habido reactivación económica y ha crecido el empleo. En construcción civil se ha llegado a niveles superiores que antes de la pandemia.

    -Es un avance en un contexto de pandemia, pero debemos recordar que antes de la pandemia tampoco estábamos bien. Solo en construcción civil existen cientos de miles de obreros desempleados o en la informalidad. Además, existen obreros trabajando en obras formales licitadas incluso por el Estado, pero impagos o con salarios recortados, sin seguridad ni salud en el trabajo, entre otros problemas, porque el Estado brinda las licitaciones, pero no le hace seguimiento al cumplimiento de los derechos laborales en las obras que contrata. Es decir, existe precariedad laboral por algunos empresarios infractores de la ley. Y eso también debe cambiar.

    -¿Cuáles son las demandas que plantearon al Gobierno y aún no son atendidas?

    -Planteadas a todos los gobiernos: erradicación de la violencia en obras de construcción civil, anular los registros sindicales a seudosindicatos de construcción vinculados con las mafias, restitución del derecho de jubilación con 15 años de aportes y 55 años de edad en construcción civil, fiscalización a las empresas contratadas por los organismos gubernamentales para que cumplan con la tabla salarial, entre otros. Por otro lado, la inseguridad ciudadana es un problema que nos toca a todos. Todos los días hay asaltos, asesinatos, extorsión, y más en construcción civil, y ni la policía, el Ministerio del Interior, las alcaldías, los gobiernos regionales y provinciales, el serenazgo, nadie hace algo para detener esta ola de crímenes. Por ello, el 30 de noviembre los trabajadores realizaremos también una movilización contra la violencia y la inseguridad ciudadana que todos sufrimos.

    (Tomado de Diario UNO)