Cae preso extorsionador aprista

La CGTP y la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú demandan a la nueva Ministra del Interior, Mercedes Cabanillas, enfrentar con firmeza a los extorsionadores, muchos de ellos convertidos en dirigentes por la autodenominada federación aprista.

Mientras el Ministerio de Trabajo es acusado por las irregularidades cometidas por el responsable del Sector, Jorge Villasante, y sus funcionarios al legalizar a una autodenominada federación de construcción civil de filiación aprista y otorgarle la negociación colectiva por rama, un prominente dirigente de dicha entidad, Sergio Telles, arias "el cabezón" fue detenido por las fuerzas policiales y conducido a la DININCRI.

 

La CGTP y la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú demandan a la nueva Ministra del Interior, Mercedes Cabanillas, enfrentar con firmeza a los extorsionadores, muchos de ellos convertidos en dirigentes por la autodenominada federación aprista.

Mientras el Ministerio de Trabajo es acusado por las irregularidades cometidas por el responsable del Sector, Jorge Villasante, y sus funcionarios al legalizar a una autodenominada federación de construcción civil de filiación aprista y otorgarle la negociación colectiva por rama, un prominente dirigente de dicha entidad, Sergio Telles, arias "el cabezón" fue detenido por las fuerzas policiales y conducido a la DININCRI.

El acusado fue sorprendido extorsionando a funcionarios de la empresa Cosapi, portando armas de fuego, 80 mil nuevos soles y marihuana. El referido pertenecería al Comité de Obra de El Casino, ubicado entre las avenidas Tupac Amaru y Tomás Valle.

Cabe mencionar, que a finales del año pasado se denunció la reunión entre el propio Presidente de la República, Alan García y ex prontuariados expulsados de la Federación de Trabajadores de Construcción Civil del Perú (FTCCP) por extorsionar a empresas y otros actos delictivos. En el referido encuentro se planificaba el apoyo al gremio aprista y la demolición de representantes de la oposición social.

La FTCCP denunció también la intromisión del ministro Villasante y de la ministra Nidia Vílchez para modificar el estatuto del SENCICO (Servicio Nacional de Capacitación para la Industria de la Construcción), con la finalidad que integrar a un dirigente aprista en el directorio de dicha entidad.

La CGTP demanda a la nueva ministra del interior, Mercedes Cabanillas, proteger el derecho al trabajo de miles de obreros del andamio y las inversiones contra la actuación de delincuentes convertidos en dirigentes por el propio partido de gobierno para evitar así nuevos conflictos sociales.